Prostitutas la habana prostitutas con clientes

prostitutas la habana prostitutas con clientes

Ellas saben que eso es malo, que ahí la Policía sí te echa el ojo". Con reguetón de fondo y una luz tenue se acerca a Claudia una joven. Tras las presentaciones, sin demasiada escala, le pide el fino nylon que envuelve la caja mentolada. Lo necesita urgente para triturar, con el canto de su iPhone, un puñado de pastillas y esnifarlas. En uno de los vídeos sobre su viaje a Cuba, el conocido como Carter Vlogs comentó lo que vivió en un bar restaurante propiedad de un nieto de Fidel Castro.

Síguenos en Twitter , Facebook o Instagram. No olvidemos que a Mariela Moco Pegao siempre le gustaron los yumas. Por algo no habla del jineterismo. En Miramar hay redes de prostitución con zonas liberadas por la policía, que incluso venden droga.

Hay un circuito que va entre 3a y 5a, y desde 42 hasta 84, en donde hay transacciones de todo tipo, en la zona de hoteles y el Centro de Negocios. La policía sólo vigila que no haya peleas ni robos. El socialismo ha sido un experimento macabro y totalmente improductivo. Lo triste es que alguien envidioso como Fidel haya querido lavarle la mente a todo un país.

De donde sacas esa estadística??? Eso es lo doloroso: En el 59 habian menos prostitutas que ahora Este estamento de la profesión no tiene el encanto de las jineteras de moneda dura. No visten ropa de marca ni usan tacones altos.

El pago no permite el uso de perfumes Chanel o joyas de oro. A lo sumo, se contentan con talco de producción nacional y huelen a colonia barata. Visten sayas cortas, ceñidas y embarran la cara con exceso de maquillaje. Es el caso de Yanelis, una mulata de facciones taínas que nació en el oriente del país y cuya vida en la capital es, ahora, un infierno chiquito.

No conoció a sus padres ni tiene gratos recuerdos de su infancia. Sus abuelos maternos hicieron por ella lo que pudieron pero la muchacha apenas alcanzó a terminar el séptimo grado. Pero sus nalgas empinadas y redondas, sus pechos duros y su piel color café con leche, despertaron sensaciones. Sobre todo entre sus parientes. A falta de horizontes, se buscó la primera clientela entre la familia. Por 5 pesos unos 22 centavos de Euro le sobaban los pechos y se masturbaban en la cara.

Trabajaba en un hotel y me obligó a acostarme con animales. Lo he probado todo. La primera confidencia, estimulada por una lata de cerveza Bucanero. Como muchas cosas en Cuba , la oscuridad tiene una justificación. Plantea hacerlo entre las La campaña de ahorro de electricidad tendría su origen en la caída del petróleo en razón a que la mayor de las Antillas recibe unos Cuba tiene un extenso historial de recortes en el suministro eléctrico, ante todo en la década de los 90 tras el fin de la Unión Soviética.

Pero, de igual forma, tiene la imagen de ser un país en donde muchos turistas vienen a buscar momentos de aventura con bellas mujeres que venden sus cuerpos por pocos pesos, en medio de esa oscuridad que el Gobierno garantiza. La Habana, de noche, se sumerge en sombras y penumbras.

Las reinas de la noche Pero las densas tinieblas que bañan de misterio y lujuria los barrios de La Habana tienen una utilidad enorme para decenas de mujeres que devengan el sustento diario de los servicios sexuales que les prestan a propios y extraños.

prostitutas la habana prostitutas con clientes Hay prostitución infantil visto desde esa perspectiva, y lamentablemente, algunos cerebros enfermos propician la prostitución infantil de niños, aunque en mucha menor escala. Sus abuelos maternos hicieron por ella lo que pudieron pero la muchacha apenas alcanzó a terminar el séptimo grado. Vino a pasar una semana en Miami. En septiembre de el Gobierno de La Habana decidió suspender temporalmente la entrega de licencias para abrir paladares por cuenta propia. Dos días después los habían capturado a todos. Simplemente verlo y señalar las preferidas. Respuesta Celine lastimosamente en muchas partes del mundo hay formas muy dolorosas de prostitución, violencia contra la mujer, incluso esclavitud moderna.

Prostitutas la habana prostitutas con clientes -

La vicepresidenta en funciones del Consejo de la Administración Provincial CAPIsabel Hamze, reconoció ante la prensa oficial en aquella oportunidad la existencia de prostitución y proxenetismo en algunas paladares. Lo he probado todo. En el centro de la ciudad, las jineteras bajan y suben de los autos de alquiler. Jineteras con sus clientes. Respuesta Gabriel y tu piensas que los compañeros de HT van a escribir el desprecio que sienten de que Putin anexo Crimea a Rusia?

Sus modos de vestir, el supuesto glamour de algunas, la extravagancia de la mayoría, son imitados incluso por menores de quince años para nada vinculadas al oficio. Solo son muchachas deslumbradas que imitan la apariencia de esas mujeres a las que el sexo les ha dado cierto estatus económico, muy por encima del de un médico o un ingeniero. Cuando a algunas niñas se les pregunta qué sueñan ser cuando crezcan, no es infrecuente escuchar que desearían casarse con un extranjero.

Estas son de un rango intermedio y no visten nada bien, no tienen con qué hacerlo, y se les paga en moneda nacional y se duerme con ellas solo en cuchitriles. Cuando uno viaja por la Autopista Nacional o por las Ocho Vías, sobre todo por las mañanas y las tardes, uno puede ver a las chupachupas.

Nadie que no busque lo que ofertan las chupachupas se detiene a recogerlas. La gente las mira y escupe. Les gritan cosas y ellas devuelven los insultos con gestos obscenos. Visten muy mal, huelen peor y sus cuerpos, ya no tan jóvenes, lucen las marcas de una vida horripilante. Dicen algunos que todas han llegado de pueblos recónditos de la zona oriental de Cuba, o que son ex presidiarias, indeseables, que viven y duermen donde pueden.

Sus clientes principales son los camioneros que llevan cargas de un extremo al otro de la isla o los obreros que pasan largas jornadas fuera de casa, en los campamentos que se alzan a los lados de la carretera. En el centro de la ciudad, las jineteras bajan y suben de los autos de alquiler. Pasean bajo la mirada de la gente que celebra sus triunfos en las vestiduras que exhiben, en los billetes con que pagan su virtud. Disfrutan de los hoteles y centros comerciales a donde pocos podemos entrar.

Bañan sus cuerpos con perfumes y disimulan las marcas de los excesos de una noche con maquillaje de Maybelline o de Helena Rubinstein. Ese es el día a día de sus cuerpos en venta y suelen soñar con hacer sus vidas en Miami, París o Madrid. Mientras tanto, en los suburbios de La Habana, las especies inferiores bajan y suben de los camiones. Caminan bajo el sol ardiente, les hacen señas desesperadas a los autos, se adentran peligrosamente en los matorrales, lavan sus cuerpos con el agua de los pomos que guardan en las mochilas.

Esa es la rutina del oficio. También los golpes, los abusos de todo tipo, el abandono sempiterno, el hambre y la sangre y el polvo mezclados sobre la piel hasta que una noche les llega la muerte en un paraje solitario. En sus vidas no hay sueños, solo una carretera que atraviesa el país, tan dolorosa como una espada, y donde a veces la suerte es alguien que se detiene. Bueno Eduardo, pero ese estilo abunda muchísimo en el periodismo cubano.

Hay algo en este articulo que huele mal; hay cierta apologia a la prostitucion que choca. La prostitucion en Cuba tiene sus razones mas en la desmoralizacion que en las carencias. Algo parecido pasa con robar ; despues que roban los ves con tres articulos de primera necesidad de 18 kilates enganchados en el cuello. Falta de expresion y libertades es una cosa y el exceso de expresion corporal es otra. Como comparto lo que dices en este artículo. Yo también conozco Cuba y sé que para lo necesario si hay y me gustaría que los cubanos nunca perdieran sus valores ni su dignidad; las joyas, un móvil nuevo y caro, las ropas de marca no aportan nada, no son necesarios.

Demasiado tarde Maria, no se puede ser ilusos, ya los valores y la dignidad se perdieron en Cuba. Aunque se demasiado tarde, hay que mantener lo que queda.

Ser leales a un gran país que se lo merece. Un documental sobre este tema http: Por 5 pesos unos 22 centavos de Euro le sobaban los pechos y se masturbaban en la cara. Trabajaba en un hotel y me obligó a acostarme con animales. Lo he probado todo.

La primera confidencia, estimulada por una lata de cerveza Bucanero. Es la tercera vez que viaja a la capital. La policía me ha pillado un par de veces y me han devuelto a mi provincia. Estuve un año y medio presa. En La Habana, Yanelis y otras colegas, han alquilado una habitación en paupérrimas condiciones para vivir. Tienen que cargar el agua en cubos y se alumbran con velas. Todos los meses, cada una paga 5 pesos cubanos convertibles Cuc por el cuarto. Una buena jornada, significa unos doce clientes, que reportan alrededor de 1.

Si bien Yanelis entró en esta vida en su pueblo natal, fue en los alrededores del Parque de la Fraternidad habanero donde adquirió experiencia. El barrio tenía su tradición, pero fue interrumpida a principios de la década de los 60 del siglo pasado, por los avatares de la política local. No le fue mal, aunque siempre estaba atenta a las redadas policiales, que molestaban el ambiente.

Y así se buscó su punto fijo en los contenes de la Autopista Nacional , un lugar curioso a donde recalan todo tipo de clientes, en autos o motos, ebrios o lucidos, buscando otras como Yanelis, que los reciben con una lista de precios en mano. Los hay para todos los bolsillos. Las jóvenes que se prostituyen por moneda nacional no tienen, ni por asomo, la belleza y figura de las esplendidas jineteras que han aturdido a los extranjeros, a punto de llevarlos a cometer locuras, como abandonar mujer, hijos y, muchas veces, a los nietos.

Éstas son unas pobres almas errantes , que no esperan viajes al exterior sino unos diez hombres al día. Yanelis no quiere pensar en el futuro, una mala palabra para ella.

Vive el presente y de prisa. Salida propiciada también por estos regímenes socialistas-comunistas que al fin y al cabo arrasan con los valores personales de una generación tras otra a través de su adoctrinamiento. Que regímenes cercanos se lo vayan mirando. Una joven en el Malecón habanero.

0 thoughts on “Prostitutas la habana prostitutas con clientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *