Esclava para hombre niñas prostitutas

esclava para hombre niñas prostitutas

Bajo el comunismo, Moldavia, con su fértil tierra negra, era el huerto de la URSS y su industria estaba engranada en la infraestructura soviética. Ahora, la sociedad moldava ha sido saqueada por una clase política neocomunista y corrupta y una economía en deuda con los beneficios del crimen organizado. Puede ser una conexión directa con un familiar, amigo, o amigo de un amigo. La ciudad moldava de Biesti es sorprendente e inconfundible.

Es una comunidad en la que no hay adultos; un lugar en el que solamente niños y viejos pasean por la calle principal y los senderos embarrados. Angelina, de 13 años, se apaña a duras penas con lo que le envían sus padres. Pero, a diferencia de la mayoría de los pueblos de este tipo, en Biesti tiene lugar una revolución silenciosa, que demuestra que donde hay iniciativa, los traficantes no consiguen salirse con la suya. Verónica y su amiga Aksenia son objetivos potenciales para cualquier traficante, pero ambas chicas hablan con madurez sobre los peligros, la película y su mensaje.

Hay 63 "escuelas residenciales" para los denominados "huérfanos sociales" de Moldavia. Son lugares como en el que creció Katalina y, en conjunto, albergan alrededor de Viorica, una chica de 17 años del sur de Moldavia, cuenta su historia. Dice que quería ir al conservatorio y "aprender a cantar y a tocar".

Pero la vida tenía otros planes para ella. En vez de eso, un primo lejano suyo la engañó con una promesa de trabajo para que fuera a Turquía. Cuando llegó al centro turístico de la costa de Antalya le mandaron que se vistiera y se preparase.

Les pregunté en qué iba a trabajar y me respondieron que iba a ir a un hotel a estar con hombres. Cuando me negué me dijeron que tenía que hacerlo si quería volver a Moldavia alguna vez. Me amenazaron con una pistola y me hicieron subir a un coche. Yo era virgen y aquella noche me hicieron estar con 11 hombres". Al llegar a este punto, Viorica se detiene en seco. Es un momento terrible para ella.

Ana Chirsanov, la psicóloga que trata a Viorica, comenta que la chica ha intentado suicidarse. Que la gente que le hacía eso era normal y que ella estaba loca por sentirse desgraciada". La mayoría de las chicas, al volver, dice Chirsanov, hablan de su deseo de morir. Llamar "prostitución" a lo que le sucedió a Viorica, o a cualquier otra niña o mujer con la que trafican las bandas, es enmascarar el problema, dado que la prostitución implica un cierto grado de consentimiento.

El efecto sobre su cuerpo y su psique es el mismo que el de la violación. Idéntico nivel de violencia contra esa mujer". En ella se invita a los hombres a aportar notas comparativas sobre las prostitutas. Se tumbó intentando taparse las tetas. Me pasé 15 minutos intentando agarrarla.

Creo que lo sospecho". Pero si se endurecieran las leyes para la demanda, entonces habría muchos clientes que se lo pensarían dos veces antes de correr el riesgo". Y, sin embargo, no veo que los Gobiernos de Europa occidental quieran abordar este tema y encontrarle soluciones.

En algunos lugares parece que no hubiera voluntad política alguna. Sin embargo, la mayoría de los Gobiernos -incluyendo el del Reino Unido- van de puntillas, confundiendo el tema con el del paso ilegal de fronteras y la inmigración, y se muestran recelosos del lastre político de cualquier planteamiento de las llegadas de Europa oriental.

Italia ya tiene dicho sistema, que ha demostrado ser eficaz, no sólo en lo que respecta a la protección de las víctimas, sino también para el enjuiciamiento de los traficantes. La trayectoria del Reino Unido es diferente. Mike Kaye, de Anti-Slavery International, sostiene que "no hay conflicto entre protección y enjuiciamiento criminal".

El hecho es éste: Tuve a una mujer que había sido violada 88 veces -no, 18 no, el día de Navidad de La presión la llevó a la desesperación. Me corté las muñecas porque quería matarme", cuenta Toha. Una amiga tiró la puerta del baño y llegó en su ayuda. CNN se reunió con las madres de Kieu, Sephak y Toha en Svay Pak para escuchar su versión de por qué eligieron exponer a sus hijas a la explotación sexual.

La madre de Kieu, Noung, llegó a Svay Pak procedente del sur del país en busca de una vida mejor cuando Kieu era tan solo un bebé. Cuando la tuberculosis que padecía su esposo se agravó tanto que no podía cuidar adecuadamente de las redes en el estanque de peces de la familia, pidieron a un usurero un préstamo de dólares unos 2, pesos a un interés exorbitante. La madre de Sephak, Ann, tiene una historia similar.

Ann se mudó a Svay Pak cuando su padre llegó a trabajar como piscicultor. Ella y su esposo tienen problemas de salud graves. La familia cayó en crisis. Cuando una tormenta azotó la región, su casa resultó gravemente dañada, sus peces escaparon y no tenían dinero para comprar comida. En medio de la crisis, la familia pidió un préstamo que finalmente se volvió una deuda de unos 6.

Los prestamistas iban a su casa a amenazarla, así que Ann decidió aceptar la oferta de una mujer que se le acercó y le prometió mucho dinero por la virginidad de su hija. En los muros cuelgan varios retratos de su esposo y de sus ocho hijos, retocados digitalmente. No volvería a hacer lo mismo, explica, ya que ahora tiene acceso a un mejor apoyo: Agape International Missions ofrece préstamos de reestructuración de deuda sin intereses para que las familias salgan de las trampas de las deudas y ofrece empleos industriales para las hijas rescatadas y sus madres.

Ngao cuenta que la noticia de que traicionó a su hija provocó reacciones contradictorias en los vecinos. Algunos se burlan de ella por ofrecer a su hija, mientras que otros entienden su situación. Algunos creen que no hay nada de malo en lo que hizo. Poco después de su intento de suicidio, enviaron a Toha a un burdel en el sur de Camboya. Llamó a una amiga: La infraestructura de protección a los niños es débil y en las instituciones gubernamentales reina la corrupción. Brewster cree que la corrupción fue la causa de que casi se frustrara el rescate de Toha.

En octubre de , luego de que Toha llamara para pedir ayuda, AIM trazó un plan con otra organización para rescatar a la adolescente e involucraron a la policía. La esclavitud en España: Los prostíbulos se llenan de veinteañeros. Mujeres y niñas, obligadas a prostituirse en pleno en España: Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito. La mafia ucraniana llena España de esclavas sexuales. Situación de la prostitución en España. Cómo es ser traficada como esclava sexual en México.

España es la puerta de Europa para los traficantes de mujeres. Frente a la esclavitud en la prostitución, levanta la frente. Guía para el abordaje del fenómeno de la trata con fines de explotación sexual en medios de comunicación.

Yo no soy un putero: Hablando en plata, son lo mismo prostitución y trata. Uno de cada 5 españoles consume prostitución.

Sororidad como cura contra la trata de mujeres y niñas. Save the Children cifra en España, destino de turismo sexual. En España se subastan esclavas. Ayuntamiento de Madrid y Generalitat Valenciana planean retirar su publicidad en los periódicos que anuncian prostitución. Save my name, email, and website in this browser for the next time I comment.

La ONU lo definió en el año como reclutar y transportar personas "por medio de la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción", como el secuestro, el fraude o el engaño, o, por supuesto, "el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad".

Lo que sí podemos dar por seguro es que las cifras son lo bastante altas como para justificar una inquietud muy seria. Todo lo que se diga es poco acerca del nivel de opresión y brutalidad que infligen estos traficantes".

Siempre encuentra vías alternativas para seguir. Albania es una tierra de extrema pobreza , fiero patriotismo, montañas escarpadas en el norte y campos de olivos y viñas en el sur; aislada durante décadas del resto de Europa y abierta ahora a un mundo de ensueño europeo. En un caso en el que una mujer accedió a testificar ante la policía en Italia, el padre de la mujer se encontró al llegar a casa con los restos mutilados de su otra hija esparcidos por toda la vivienda.

Algunas mujeres simplemente son raptadas, a otras se las engaña con promesas de trabajo. Lo que intentamos hacer es devolverlas a su vida, decirles que sus sufrimientos han terminado, que deben centrarse en lo que tienen. Intentamos reintegrarlas, darles formación profesional. Las enviamos a escuelas de Vlora, con otras mujeres que no conocen sus antecedentes".

Pero a pesar de todo esto, dice Lesko, "la mayoría son vendidas otra vez cuando vuelven. Tuve a una mujer a la que habían vendido y vuelto a vender durante 10 años. No sabía cómo vivir de una forma diferente, algo dentro de ella había cambiado para siempre". Los traficantes, dice Lesko, rondan las comisarías de policía, esperando para recoger a sus explotadas tan pronto como las sueltan.

Katalina mece al bebé que ha dado significado a su vida. A principios de este año, Katalina, que había crecido en un orfanato, fue abandonada por su novio después de que le dijera que estaba embarazada.

Pero las cosas empezaron a torcerse extrañamente cuando ella y su gorila ruso llegaron a la frontera de Ucrania. El ruso pagó al policía y fuimos a que nos hicieran papeles falsos".

Así empezó la vida de Katalina como prostituta esclavizada, trabajando bajo un puente del ferrocarril, por el que los traficantes pagaban a la policía local. Algunos clientes, dice, "me tenían una serie de días e invitaban a sus amigos. Un hombre me tuvo durante tres o cuatro días en un sótano e invitó a 20 hombres.

Cuando me opuse me dijeron que era una perra, que ellos me habían comprado y podían hacer conmigo lo que quisieran. Después de hacer conmigo lo que quisieron, insistieron en que yo también fumase algo de droga. Cuando me negué se pusieron violentos y uno de ellos abrió una ventana y me amenazó con tirarme. Pero había un hombre que estaba menos colgado que el resto que dijo: Los clientes, ofendidos en su sensibilidad, la pegaban e insultaban exigiendo que les devolviera el dinero.

El traficante ruso también la pegaba, diciendo que la iba a encerrar hasta que estuviera de parto y que "luego iba a vender a mi bebé, cuando lo tuviera". El piso en que la mantenían encerrada durante el día lo vigilaban oficiales de policía, pero Katalina vio la oportunidad en el descanso que se tomaba para almorzar el policía de guardia.

Imagínate, dos prostitutas moldavas fugadas, perdidas en un sitio lleno de turistas y preguntando a aquella gente tan elegante dónde podían tomar el tren para volver a su pueblecito". Cuando encontraron la estación, fueron recogidas por la policía del ferrocarril, que las envió a casa.

Bajo el comunismo, Moldavia, con su fértil tierra negra, era el huerto de la URSS y su industria estaba engranada en la infraestructura soviética. Ahora, la sociedad moldava ha sido saqueada por una clase política neocomunista y corrupta y una economía en deuda con los beneficios del crimen organizado.

Puede ser una conexión directa con un familiar, amigo, o amigo de un amigo. La ciudad moldava de Biesti es sorprendente e inconfundible. Es una comunidad en la que no hay adultos; un lugar en el que solamente niños y viejos pasean por la calle principal y los senderos embarrados. Angelina, de 13 años, se apaña a duras penas con lo que le envían sus padres.

Pero, a diferencia de la mayoría de los pueblos de este tipo, en Biesti tiene lugar una revolución silenciosa, que demuestra que donde hay iniciativa, los traficantes no consiguen salirse con la suya. Verónica y su amiga Aksenia son objetivos potenciales para cualquier traficante, pero ambas chicas hablan con madurez sobre los peligros, la película y su mensaje. Hay 63 "escuelas residenciales" para los denominados "huérfanos sociales" de Moldavia.

Son lugares como en el que creció Katalina y, en conjunto, albergan alrededor de Cuando descubrió que su madre pensaba venderla de nuevo, esta vez por seis meses, se dio cuenta de que tenía que escapar de su casa.

Al igual que otras de las mujeres locales con las que habló CNN, dice que la pobreza la orilló a vender a su hija y que la crisis económica la llevó a las garras de los traficantes que viven de acechar a los niños camboyanos. Brewster, quien fue pastor en California, se mudó a Camboya con su esposa Bridget en , tras una perturbadora misión de investigación en el vecindario en el que Kieu creció: No lo creíamos hasta que vimos una vagoneta llena de niños".

Es una vida precaria. La mayoría de las familias de la localidad ganan menos de un dólar aproximadamente La familia se atrasó con los pagos de una deuda.

Dice que sus clientes eran hombres tailandeses y camboyanos que sabían que ella era muy joven. Los hombres que abusan de los niños de Svay Pak cumplen con varios perfiles. Los turistas sexuales suelen provenir de países ricos: Mark Capaldi es investigador sénior de Ecpat International, una organización comprometida con el combate a la explotación sexual infantil. Pero la mayoría de las víctimas de la explotación sexual infantil son adolescentes y eso ocurre en sitios donde se comercializa el sexo".

A menudo, los abusadores son delincuentes sexuales oportunistas, dice. Sephak tenía 13 años cuando la llevaron al hospital para que emitieran un certificado en el que se confirmaba su virginidad; luego la enviaron con un chino que esperaba en una habitación de un hotel en Phnom Penh.

Regresó después de tres noches. Sephak dice que su madre recibió dólares. Me dolía y me sentí muy débil", dice. Pensé en por qué hacía esto y en por qué mi madre me había hecho esto".

Cuando regresó, su madre empezó a presionarla para que trabajara en un burdel. Toha es la segunda de ocho hijos; ninguno de ellos asiste a la escuela. Su madre la vendió cuando tenía 14 años. El proceso se repitió: Toha cuenta que unas dos semanas después de que regresara a Svay Pak, el hombre que compró su virginidad empezó a llamar y pedía verla de nuevo.

Su madre la urgió a que fuera. Primer lugar en Europa en consumo de prostitución. Día Internacional para la abolición de la esclavitud. Con el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, que se celebra el 2 de diciembre, se recuerda la fecha en que la Asamblea General aprobó el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena resolución IV , de 2 de diciembre de El orden mundial en el siglo XXI.

Se calcula que este problema afectaría a 4,5 millones de mujeres en todo el mundo, estando en todos los contienentes y países. El 90 por ciento de las mujeres prostitutas en España son víctimas de la esclavitud del siglo XXI, denuncia Mabel Lozano. La esclavitud en España: Los prostíbulos se llenan de veinteañeros. Mujeres y niñas, obligadas a prostituirse en pleno en España: Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito.

La mafia ucraniana llena España de esclavas sexuales. Situación de la prostitución en España. Cómo es ser traficada como esclava sexual en México. España es la puerta de Europa para los traficantes de mujeres. Frente a la esclavitud en la prostitución, levanta la frente. Guía para el abordaje del fenómeno de la trata con fines de explotación sexual en medios de comunicación.

Yo no soy un putero: Hablando en plata, son lo mismo prostitución y trata. Uno de cada 5 españoles consume prostitución.

esclava para hombre niñas prostitutas El traficante ruso también la pegaba, diciendo que la iba a encerrar hasta que estuviera de parto y que "luego iba a vender a mi bebé, cuando lo tuviera". Yo he empezado a dar charlas en institutos hace dos años. Asimismo, en Nigeria los trabajos forzados se dan en el sector doméstico, la industria sexual, las mamadas en clase prostitutas instagram y la agricultura. Ahora, Eva vive oculta para evitar represalias y es la fuerza vital del centro de acogida en el que vive. Ann se mudó a Svay Pak cuando su padre llegó a trabajar como piscicultor. Habla en un refugio, ya de vuelta en Albania, donde se esconde de sus traficantes.

0 thoughts on “Esclava para hombre niñas prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *