Prostitutas autonomas como conseguir prostitutas

prostitutas autonomas como conseguir prostitutas

Estaba muy, muy feliz porque lo había conseguido. El chico vino a España, se convirtió en mi novio y todo era perfecto.

Hasta que me di cuenta de que yo no conseguía trabajo, que el dinero se acababa y él no se esforzaba en buscar trabajo. Mi sueño se terminaba. Mi loverboy así se llama a una categoría de chulo decía que era muy injusto y que él sufría mucho también, pero que no quedaba otra, que tenía que volver al club. Que "yo, por lo menos, tenía esa oportunidad de ganarme la vida".

Y así volví de nuevo a los clubes, con un dolor tremendo. Me dolía el cuerpo, la mente y el alma, pero no quedaba otra. Empecé a acostumbrarme al sufrimiento y a la violencia, empecé a no pensar para no sentir. Muchos, miles de hombres paran todas las noches en los clubes y beben y tienen sexo a cambio de dinero. La mayoría casados o con pareja. No son buenos clientes: Estos se distinguen en dos categorías: Otra categoría eran los solitarios, raritos que normalmente pagan mucho dinero para salir del club e ir a su casa o a un hotel.

En esas ocasiones sentí mucho miedo, vi la muerte de frente. Al menos dos chicas no volvieron después de alguna de estas salidas. A veces pienso en ellas y me pregunto qué les pasó. La vida de las mujeres vale menos, pero la vida de una prostituta mucho menos. No somos de nadie y somos de todos, así que no importa. Después vi una oportunidad y la aproveché. Le pedí a un cliente joven que me llevara a su casa unos días para descansar y buscar trabajo, y aceptó.

Le venía bien porque así iba a tener sexo gratis. A los dos días encontré un anuncio en el periódico para un trabajo de camarera. El libro relata el camino seguido por la propia jueza para conseguir darse de alta como autónoma haciéndose pasar por prostituta. La unión hace la fuerza y me empeciné en convencerlas de lo positivo que sería que estuvieran dadas de alta en la Seguridad Social".

Ahora tienen sus revisiones ginecológicas al día con la mutua Once mujeres le dijeron que sí. Son españolas, italianas y de Europa del Este. Todas residentes en Ibiza y con sus papeles en regla. Tienen entre 22 y 32 años. Trabajan como prostitutas en sus propios apartamentos, de día, y en clubes, por la noche. En los dos meses que Sealer lleva operativa, las mujeres han podido hacerse ya controles sanitarios. Ahora tienen sus revisiones ginecológicas al día con la mutua", celebra la orgullosa presidenta.

López Armesto asegura que son bastantes las mujeres que se han interesado por entrar en la cooperativa, unas cuarenta, pero pocas cumplen uno de los requisitos fundamentales, que es tener los papeles de residencia en regla. Los otros son ser mayor de edad y ejercer libre y voluntariamente, sin proxenetas de por medio. Muchas son madres y tienen familia, son mujeres que trabajan y declaran sus ingresos oficiales "Cada una trabaja donde quiere, como quiere, en el horario que quiere y con la tarifa que quiere", explica Jaime Bonet, coordinador de Sealeer.

Muchas son madres y tienen familia, son mujeres que trabajan, declaran sus ingresos oficiales y pagan su cuota correspondiente en el régimen de autónomos de la seguridad social". Al unirse y constituir una cooperativa, "comparten infraestructuras y servicios y socializan los riesgos", explica Bonet. Se refiere, por ejemplo, a la mutua laboral y a los servicios de ginecología a los que tienen acceso.

El tiempo mínimo de permanencia es de cuatro años, "salvo causas de fuerza mayor, y cuando alguien quiera darse de baja, se le reembolsan los euros. Se puede trabajar a tiempo completo, parcial o de forma ocasional.

López Armesto comparte esta opinión, por eso anima a secundar su ejemplo a las prostitutas del resto de provincias españolas. Considera que esta iniciativa planta batalla al proxenetismo y dota de derechos a las mujeres, que pasan a estar aseguradas. Si al ser trans le sumas ser emigrante, no hay duda: A la mayoría de las compañeras trans que entran legalmente en Europa como turistas las paran en el aeropuerto porque son putas. Las trans, al parecer, no tenemos el derecho de viajar para ir de vacaciones.

Evidentemente, me siento libre. Se entra por necesidades lógicas, que son económicas, y yo he tenido la suerte de vivir en un ambiente amable, nada hostil. La mayoría de la gente, cuando entra en una empresa con 20 años, es becaria… Nosotras con 20 años somos directivas de una empresa que gana muchísimo dinero. Cuando llegamos a los 50 nos convertimos en el felpudo de la empresa… Es lo inverso al proceso de la mayoría de la gente.

Sí, es un oficio que he elegido libremente, que me ha aportado muchas cosas buenas y que me gusta. Si no, no lo ejercería. Al contrario de lo que muchas personas creen, soy yo quien pone las reglas y quien controla la situación. Decir que todas las prostitutas somos víctimas de trata es una mentira que invisibiliza a quienes ejercemos libremente y es un gran error si realmente quieren detectar y ayudar a las verdaderas víctimas.

A mí nunca me gustó ser prostituta; en mi caso ha sido una imposición cultural que tiene que ver con el machismo, el patriarcado y la construcción social. He intentado crecer dentro de mi trabajo. Ser una buena prostituta y ser una buena persona. Mi trabajo me ha dado mucho, he aprendido un montón de la vida y de los hombres que han estado conmigo.

Siempre he intentado que sea bonito y he tenido la suerte de encontrar a gente bonita. La libertad que esta sociedad te da. Nadie trabaja libremente en un contexto capitalista. En el contexto laboral, cultural y social en el que vivimos, a casi nadie le gusta el trabajo que hace.

Yo no es que me viera obligada, sino que fue la salida que tuve para vivir una vida holgada. Yo siempre he trabajado como autónoma. Todos los trabajadores que estamos en la APSCat somos independientes y tenemos la finalidad de que el trabajo se desarrolle como autónomos o en forma de cooperativa bajo contrato mercantil.

Nuestra finalidad es confrontar a la industria del sexo, para acabar con su explotación. La industria del sexo es un legado del patriarcado que debemos destruir. La cuestión no es tanto si trabajas en la calle, en un piso o en un club como si eres independiente o hay un empresario que te explota y enriquece con tu trabajo.

La diferencia es la libertad. En la calle no; yo voy y vengo cuando quiero… Aunque antes tenía mayor libertad, ahora es el acoso policial el que me la coarta. Me veo obligada a hacer de 10 a 12 horas diarias para tener un sustento, pero no es por la falta de clientes, sino por el acoso policial que sufrimos desde la aprobación de la ordenanza del civismo hace 8 años.

Antes trabajaba dos horas por la mañana y dos horas por la tarde y los fines de semana no aparecía. Esta parte de la calle Robadors es como una gran familia. Nos conocemos desde hace tiempo, todos interactuamos entre nosotros —clientes, vecinos, nosotras…—. Los vecinos se quejan del ruido y de la suciedad… como en cualquier otro barrio de Barcelona, eso no lo causamos nosotras.

Cada una tiene sus ventajas. Aunque toda prostitución tiene su parte de glamour y su parte de tristeza, también la calle. El tiempo que he trabajado en la prostitución siempre he encontrado clientes muy amables, en todas partes.

Estos tópicos tienden a perseguir y estigmatizar a las trabajadoras sexuales que hacen la calle y tienen un claro tufo xenófobo, ya que la mayoría de quienes ejercen la prostitución en la calle son inmigrantes.

La prostitución no es delito pero hay multas a clientes y trabajadoras sexuales. En la calle se pueden dar casos, pero menos. El barrio chino El Raval era el lugar en el que ejercían las prostitutas mayores. Llegabas aquí cuando cumplías 40 años, no con

Su objetivo era conseguir por escrito el rechazo y poder emprender contra él un procedimiento legal con el que conseguir una sentencia firme que avalara el registro, todo como parte de una investigación predoctoral sobre la prostitución autónoma. Los servicios dependen del club de alterne, y pueden incluir: Pero esto también cuestiona cierto modelo de negocio, pues quienes trabajan en prostíbulos no pueden demostrar una relación laboral con un empresario. Las violaciones siguieron y como ya era una puta mi "no" no valía. Es necesario que contrates un abogado especialista en Fiscal ya que tu problema no prostitutas autonomas como conseguir prostitutas nada simple.

0 thoughts on “Prostitutas autonomas como conseguir prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *