Prostitutas en china ayuda prostitutas

prostitutas en china ayuda prostitutas

La Fiscalía inmediatamente le tomó declaración. Reveló que en Cantón China , la ciudad a la que fue enviada, tuvo muchos problemas con la red por negarse a consumir drogas, por negarse a aguantar. Venía de la calle, entré a la unidad y me estaban esperando.

Me cogieron, me golpearon con un palo en la cabeza. Me dieron puños y patadas, yo estaba bañada en sangre. Uno de ellos me golpeaba, sometiéndome para que el otro me violara. Luego el otro también me violó.

Ambos tenían su rostro cubierto y el colombiano me dijo que lo hacían para que dejara de ser tan grosera e hiciera caso … A uno lo drogan los reclutadores para que complazca y haga lo que los clientes desean. La violación ocurrió en octubre de Vivió con una amiga dos meses, escondida de sus agresores, sin poder ir a un hospital ya que estaba indocumentada y con miedo de que la fueran a matar.

Se dio cuenta de que estaba embarazada y aseguró que se lanzaba hacia los carros porque quería abortar. Sus recursos escaseaban, pero con lo poco que se ganaba este hombre cantando en los bares se mantenían. A los siete meses de embarazo comenzaron los dolores.

Claudia y su pareja corrieron a una clínica, donde no los atendieron por ser indocumentados y porque el lugar no era un hospital de maternidad. Las labores de parto comenzaron en un pasillo de esa clínica.

Sólo con la ayuda de su pareja, el 23 de abril de nació su segunda hija, a quien le puso el nombre de una película, ya que el póster publicitario del filme estaba pegado al final del pasillo donde dio a luz. Una enfermera, al ver la escena, le cortó el cordón umbilical. Claudia y su pareja consiguieron la ayuda de un amigo colombiano para pagar el hospital y salvar la vida de la bebé, quien necesitaba de una incubadora.

Tienen vínculos de amistad muy fuertes entre ellas. El principal problema del que hablan Wang y Jinjin son las redadas periódicas y los abusos de la Policía: Una detención sin juicio previo que puede durar hasta dos años en un centro de reeducación y donde a menudo se les exige que trabajen gratis todos los días de la semana.

Otro de sus grandes miedos es el sida y otras enfermedades de transmisión sexual: Su condición de trabajadoras ilegales les deja también indefensas ante la posible violencia de los clientes. La lucha contra la corrupción que ha lanzado el Gobierno desde la llegada al poder de Xi Jinping ha afectado al sector y le ha hecho menos visible. En Pekín, una campaña de embellecimiento de la capital ha derribado muchos pequeños establecimientos desde donde estas mujeres operaban.

Jinjin apunta otro factor: Con esa marcha, asegura, ha perdido clientes. Por supuesto, asegura, le gustaría que la sociedad retirara el estigma que ahora tiene la prostitución y que dejara de ser una actividad prohibida. Nos hacen putas, nos convierten en putas". Para poder sobrevivir a todo lo que pasé, mi mente ha llevado a cabo un proceso de adormecimiento. Hay cosas que recién empiezo a recordar.

No sé cómo escapé del prostíbulo de Argentina dónde me prostituían, de verdad que no lo sé. Supongo que me atreví a decir "no". Hasta que un día un prostituidor me dio una terrible paliza. El conserje de un hotel me ayudó, llamó a la policía. Y no se lo va a creer: Porque a quién le importa una puta. Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira. Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece….

Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas. Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando.

Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo.

prostitutas en china ayuda prostitutas Las hemos ayudado a estudiar e integrarse en nuestra sociedad. Envió la alerta a Migración Colombia. Furio Fu es un escritor freelancer que habla muchos idiomas, todos muy mal. La dueña de la agencia también es investigada. El principal problema del que hablan Wang y Jinjin son las redadas periódicas y los abusos de la Policía: Una de las mejores fuentes de información sobre el tema es Red Lights: Cultura de China Prostitución por país.

La Fiscalía inmediatamente le tomó declaración. Reveló que en Cantón China , la ciudad a la que fue enviada, tuvo muchos problemas con la red por negarse a consumir drogas, por negarse a aguantar. Venía de la calle, entré a la unidad y me estaban esperando. Me cogieron, me golpearon con un palo en la cabeza. Me dieron puños y patadas, yo estaba bañada en sangre.

Uno de ellos me golpeaba, sometiéndome para que el otro me violara. Luego el otro también me violó. Ambos tenían su rostro cubierto y el colombiano me dijo que lo hacían para que dejara de ser tan grosera e hiciera caso … A uno lo drogan los reclutadores para que complazca y haga lo que los clientes desean. La violación ocurrió en octubre de Vivió con una amiga dos meses, escondida de sus agresores, sin poder ir a un hospital ya que estaba indocumentada y con miedo de que la fueran a matar.

Se dio cuenta de que estaba embarazada y aseguró que se lanzaba hacia los carros porque quería abortar. Sus recursos escaseaban, pero con lo poco que se ganaba este hombre cantando en los bares se mantenían. A los siete meses de embarazo comenzaron los dolores.

Claudia y su pareja corrieron a una clínica, donde no los atendieron por ser indocumentados y porque el lugar no era un hospital de maternidad. Las labores de parto comenzaron en un pasillo de esa clínica. Sólo con la ayuda de su pareja, el 23 de abril de nació su segunda hija, a quien le puso el nombre de una película, ya que el póster publicitario del filme estaba pegado al final del pasillo donde dio a luz. Una enfermera, al ver la escena, le cortó el cordón umbilical.

Claudia y su pareja consiguieron la ayuda de un amigo colombiano para pagar el hospital y salvar la vida de la bebé, quien necesitaba de una incubadora.

No pudieron registrar a la niña. Comenzaron una nueva vida, pero los problemas económicos no cesaban. Una mujer que se identificó como Mariana, pero que en realidad se llamaba Olga Lucía Pulido, accedió a cuidar a su hija. La situación económica empeoró: Claudia llamó al cónsul Ricardo Galindo e instauró la denuncia por teléfono. Pero, aseguró Claudia, hubo un altercado con el cónsul Galindo porque no le quería registrar la denuncia.

A su regreso a Cantón, ella y su pareja fueron arrestados por la Policía porque supuestamente eran expendedores y consumidores de droga.

Al llegar al país y contar su historia, la Fiscalía comprobó lo sucedido. Envió la alerta a Migración Colombia. Sólo en julio de este año, cuando Olga Lucía Pulido ingresó con la bebé al país, fue posible recuperar a la pequeña.

En dos días atendió a seis hombres y contó su experiencia a través de las redes sociales. Estos actos de activismo han tenido sus consecuencias, y muy negativas, para Haiyan. Ha sufrido varias detenciones y expulsada de su casa. Hasta varios matones han entrado en su organización. Haiyan lo tiene claro: Dejémonos ya de hipocresías y veamos las cosas con una mayor naturalidad. Portada España Política Sociedad Terrorismo.

Portada Medio Ambiente Salud. El agente de Asensio desvela dos mega-ofertas que amenazarían su continuidad en el Real Madrid. La mujer china que se convirtió en prostituta para luchar por la legalización del oficio EcoDiario. Ye Haiyan ha puesto en jaque a las autoridades chinas. Enlaces relacionados El mito de las Muy buena labor la de la señora Haiyan. El anticonceptivo que podría prolongar la fertilidad de las mujeres. La Gürtel da un vuelco a la política española: Muere un trabajador del Metro de Madrid que estuvo expuesto al amianto.

El FMI alerta de la llegada de "tres grandes nubarrones" para la economía …. Chile teme que la burbuja del litio acabe igual que la del salitre en

0 thoughts on “Prostitutas en china ayuda prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *